Entrevista a Ignasi Rodríguez-Roda Layret (y III)

– Este año estrenáis el Máster en Recursos Hídricos, que vendría a ser una revisión a fondo del antiguo que ya ofrecía la Universitat de Girona.

Correcto. Hace un par de años, en la reunión con el Consejo Asesor Sectorial del Campus del Agua propusimos que nos ayudaran a mejorar el Máster. Básicamente lo queríamos hacer más atractivo para los alumnos pero también que hubiera una mayor implicación de las empresas.


– Qué tal fue?

Estuvimos hablando más de tres horas! Fue la semilla del replanteamiento actual, básicamente nos dijeron lo que muchas veces vemos: los alumnos salen muy preparados a nivel teórico pero son poco prácticos.

– Siguen dentro de la burbuja de la universidad…

En cierta medida así es. Un día un empresario me dijo esto: “saben aprobar exámenes pero mejor que no haya cambios de un día para otro, no saben como enfrentarse a ellos o tienen miedo”. En definitiva nos dijeron que si nos atrevíamos a cambiar esta dinámica nos ayudarían con todo.

– Y os pusisteis manos a la obra.

Si, y hemos estado dos años en un grupo de trabajo con varias empresas rehaciendo el Máster. En un principio queríamos ampliar contenidos pero hubiéramos caído en el mismo error de antes, por el que al final nos preocupamos de dar más conocimientos generales de tipo práctico como son nociones de ingeniería, economía, gestión empresarial, TICs, etc.

– Lo más significativo, habéis cambiado la metodología.

Hemos copiado a Medicina!* Además de aprobar bien las asignaturas han mejorado en el trato con los pacientes. Podríamos decir que son más humanos…

– Y tus alumnos?

Aprenderán a atreverse a hablar con los clientes, a dialogar, a saber encontrar información por su cuenta… la metodología ABP o Aprendizaje Basado en Proyectos. Esto lo cambia todo.


– Por ejemplo…

Hay una semana dedicada a aguas potables, no hay clases magistrales. En lugar de esto imagínate una botella de agua en medio de la mesa, un grupo de diez alumnos y un tutor. Empieza uno de los alumnos hablando sobre el agua del grifo y que ésta es mejor que la embotellada, pero de repente otro estudiante dice que la del agua tiene muy mal sabor y entonces otro añade otra aportación.

Fuente: Orientación Andújar

– Y poco a poco van saliendo los conceptos a tratar.

Si, y entonces si el tutor (que ha ido observando sin participar en la discusión) ve que no se ha hablado de uno de ellos lo introduce y acaba de complementar la clase. También se habla otros temas de los cuales los alumnos tienen que buscar la información correspondiente. Al cabo de unos días se pone en común para llegar a las conclusiones finales guiados por el mismo tutor.

– Estas sesiones se complementan con otros recursos educativos?

Los martes hay seminarios y los jueves visitas a laboratorios, empresas, etc. Se trata de hacerlo mucho más dinámico y útil de cara al día a día del mundo laboral.

– Qué % representa este trabajo desarrollado por el alumno?

Un 50%. En la otra mitad se evalúan conocimientos mediante un exámen.

– Para terminar, como ves el modelo catalán de investigación?

Este es un tema del cual podríamos estar hablando un día entero! Concretando… a pesar de que no es el mejor modelo para nosotros los investigadores, lo veo bastante realista ya que está pensado para que la innovación la haga la empresa y en menor medida la universidad, de este modo acaba repercutiendo en los indicadores económicos del país. En el fondo es un modelo más ambicioso que el basado únicamente en subvenciones, aún así es mejorable.


– Gracias por tu tiempo Ignasi, espero volver por aquí y seguir documentando lo que vais haciendo.

Gracias a ti! Hasta pronto.

* Se refiere a la facultad de Medicina de la UdG.

Continúa leyendo Entrevista a Ignasi Rodríguez-Roda Layret (y III)

Entrevista a Ignasi Rodríguez-Roda Layret (I)

Ignasi Rodríguez-Roda Layret es profesor de la Universitat de Girona en el dept. de Ingeniería Química desde 1995, miembro del grupo de investigación LEQUIA, investigador en el área de Tecnología del ICRA y Director Científico en el Campus del Agua. En la primera parte de esta entrevista hablamos de quien es quien en este variado ecosistema o Innovation Hub, un concepto que quiere potenciar, pues implica asociar la marca Girona-Agua en el campo de la investigación a nivel internacional.

– Buenos días Ignasi, podrías describirnos brevemente los centros donde estás actualmente implicado?

Actualmente estoy repartido entre el LEQUIA, ICRA y el Campus de l’Aigua.

El LEQUIA (Laboratori d’Enginyeria Química i Ambiental) es un grupo de investigación dentro de la Universitat de Girona, dedicado principalmente al tratamiento biológico de aguas residuales, además ahora está empezando a trabajar también en el área de las aguas potables. Es un grupo de los más potentes de la universidad.

En cambio, el ICRA (Institut Català de Recerca de l’Aigua) es un instituto de investigación de excelencia que depende de la Generalitat de Catalunya y donde se trabaja en una línea más ágil, flexible o ejecutiva. Uno de los objetivos principales es atraer talento del extranjero para generar investigación de calidad. Hacer esto último en la misma universidad cuesta más porque los profesores no pueden dedicar el 100% de su tiempo puramente a la investigación ya que tienen que dar clases, luchar por los créditos, hacer gestiones académicas, etc.

– El ICRA forma parte de algun tipo de red o estructura superior?

Pertenece al CERCA, una red de unos 40 centros repartidos por toda Catalunya, pero aún siendo dependiente de la administración catalana, la UdG ha cedido 5 profesores al ICRA para que éstos puedan dedicarse a tiempo completo a la investigación. Cada uno de ellos se encarga de un área distinta, y yo como profesor “cedido” llevo la de Tecnologías.

– Qué es el Campus del Agua?

El campus forma parte de una política sectorial iniciada por el antiguo equipo rector, que aglutina todos los actores del agua en un concepto llamado Market Driven. Es decir, no se reunen catedráticos y profesores dentro de la universidad para decidir la investigación, másters, postgrados, etc. que se llevarán a cargo sino que primero se habla con empresas, administraciones, etc., ver cuáles son las necesidades de estos actores y luego volver a la universidad para poner en marcha las líneas de trabajo y cubrir estas necesidades. Por ejemplo, si el ACA tiene una política de puesta en marcha de sistemas de depuración a través de membranas y en la universidad aún se está trabajando en tratamientos biológicos, reenfocar el trabajo que se está llevando a cabo en los departamentos para coincidir con la estrategia de la administración pública.

– Quién hay en el campus?

Unas 100 empresas asociadas colaboradoras, además del ICRA y el CEAB (Centre d’Estudis Avançats de Blanes. Hay un Director Científico y una Project Manager, Núria Frigola, que se encarga de la relación con las empresas y nos permite promocionar proyectos más grandes y transversales como el nuevo Máster en Recursos Hídricos.

– Para completar este ecosistema también está el Catalan Water Partnership…

Pero es diferente al resto, el CWP es un clúster de empresas relacionadas con el sector del agua donde el objetivo es ampliar e internacionalizar su negocio. Por ejemplo, si de las 75 empresas que hay actualmente hay 3 que quieren vender en Jordania, el clúster organiza misiones, promociones, etc. o si hay interés en entrar en el sector vinícola o de las TIC, por poner otros dos ejemplos, busca las oportunidades existentes hablando con estos sectores.

– Y con todo este mosaico al final se busca un concepto que lo englobe todo, la marca Girona-Agua.

Si, porque a la gente de fuera del territorio le da igual si los proyectos los lleva uno u otro si estos funcionan. Al final se quedan con el concepto global y somos de la opinión de que una marca que relacione Girona con el Agua acabaría de dar el empujón definitivo en el posicionamiento de nuesto ecosistema a nivel internacional, o como nos gusta decirlo a nosotros: Innovation Hub.