Grupo ICRAtech (I): Economía Circular y NBS

Fuente: HYDROUSA

Soluciones Basadas en la Naturaleza para Ciudades Circulares*

Hablar de soluciones inspiradas en la naturaleza (o nature-based solutions, NBS) y de economía circular se ha puesto de moda, pero… ¿por qué son tan importantes? ¿qué tienen en común? Y, sobre todo, ¿cuál es la visión de ICRAtech en economía circular y NBS?

Los términos son relativamente nuevos, aunque engloban conceptos habituales en el campo medioambiental como el reciclado, la reutilización, la reducción (de residuos), los servicios ecosistémicos, las infraestructuras verdes y azules, y otros tantos nombres que se han utilizado para describir y optimizar las interacciones entre la economía y el medio ambiente.

Aunque el concepto de economía circular abarca muchos otros aspectos, también ha sido adoptado con fuerza por el sector del agua, especialmente en España, donde encontramos una multitud de aplicaciones encaminadas a la reutilización del agua. David Sedlack lo bautizó con el nombre de Agua 4.01, proclamando que la cuarta revolución está en camino. Entendemos que esta revolución incluye la potabilización directa e indirecta, la optimización energética del ciclo urbano del agua (ahorro o producción de energía o uso de energías renovables) y, poco a poco, debe incorporar tecnologías innovadoras que ya han demostrado la viabilidad técnica del proceso de recuperación de nutrientes u otros compuestos de valor añadido, aunque el número de implementaciones a escala real es todavía bastante limitado.

Las ciudades, que ya concentran la mayor parte de la población mundial (72% en Europa), con los consecuentes efectos sobre el medio ambiente y el bienestar de la gente, han aprovechado el concepto para definir (¿o vender?) una estrategia integral de gestión y producción, basada en la economía circular, que facilite la transición a ciudades más circulares, con un flujo cerrado de materiales, con sistemas de producción y diseño circulares, y modelos empresariales nuevos de colaboración entre sectores.

Sin embargo, nuestra visión de la economía circular es mucho más ambiciosa, y creemos que todavía debe ir más allá para mejorar la gestión urbana del agua y aumentar la resiliencia de las ciudades, especialmente para abordar los retos que nos plantea el cambio climático. En este sentido, existen evidencias de que las NBS puedenfacilitar esta transición hacia la economía circular, no tan solo permitiendo una gestión más sostenible de la cantidad y calidad de agua, sino sobretodo por los beneficios o servicios ecosistémicos adicionales que proporcionan. Las evidencias de estos beneficios parecen clarasaunque de momento son limitadas y aisladas.

¿Pero qué son las NBS? Son actuaciones para proteger, administrar de manera sostenible y restaurar ecosistemas naturales o modificados, abordando al mismo tiempo de forma efectiva los retos de la sociedad actual y proporcionando beneficios para el bienestar humano y la biodiversidad (IUCN, 20162). La construcción de pavimentos permeables para disminuir el riesgo de inundaciones o de techos verdes para mejorar la biodiversidad en ciudades son dos ejemplos de NBS.

Entre los retos actuales y emergentes que pueden abordarse con NBS, queremos destacar la necesidad de producir alimentos en ciudades de una forma más sostenible, y esto pasa por recuperar y reutilizar al máximo los recursos del agua y de los residuos para producir alimentos de proximidad, reduciendo la explotación de recursos naturales y la huella ecológica de los alimentos. De hecho, la agricultura urbana para la producción de alimentos cada vez es más habitual, aunque para que sea realmente sostenible debería utilizar agua regenerada y nutrientes o fertilizantes recuperados de las aguas residuales o grises (p.e. biochar, algas o lodos de depuradoras), o subproductos granulares como sustrato filtrante.

Figura 1. Mapa mental desarrollado por ICRAtech durante un seminario colaborativo.

La producción de alimentos con recursos locales mediante huertos urbanos debe complementarse con una mayor implementación de techos y paredes verdes y otros tipos de soluciones basadas en la naturaleza. Estas, además de reutilizar el agua, proporcionan otros impactos positivos adicionales, tanto desde un punto de vista ambiental (por ejemplo aumento del espacio verde por habitante, aislamiento térmico, mejora de la calidad aire, aumento de la biodiversidad o prevención de inundaciones), como económico (comercialización de productos locales, creación de puestos de trabajo «verdes» o de microempresas), y social (regeneración de zonas urbanas degradadas o abandonadas, integración de población vulnerable y en riesgo de exclusión, y formación). De esta forma, la producción local de alimentos permite abordar simultáneamente los grandes retos que nos plantea el cambio climático y la concentración de población en ciudades.

Sin embargo, existen todavía lagunas de conocimiento en el diseño, implementación, operación y mantenimiento de NBS que limitan o dificultan su aplicación. Entre ellas, ICRAtech identifica los siguientes puntos como prioritarios (ver mapa conceptual en Figura 1):

  • Herramientas para facilitar el diseño, la implementación y evaluar la efectividad de las NBS.
  • Profundizar en el conocimiento de los mecanismos básicos de funcionamiento de estos sistemas para garantizar, por ejemplo, que no existen problemas de seguridad en caso de producción de alimentos.
  • Considerar las NBS como parte de un enfoque sistémico de la gestión del agua en ciudades (junto con los flujos de energía, comida y información).
  • Aspectos sociales: ¿cómo involucrar a las partes interesadas en el co-diseño de las NBS para asegurar múltiples beneficios sociales en diferentes comunidades?, ¿Cómo comunicar ejemplos positivos y negativos de NBS ?, ¿Cómo crear una mejor conciencia y comprensión de las NBS en las poblaciones locales?
  • Criterios e indicadores para monitorizar, evaluar y controlar la efectividad de las NBS, especialmente para cuantificar los costes y beneficios de las NBS.
Figura 2. Seminario sobre soluciones inspiradas en la naturaleza en ICRA.

Una adecuada selección de indicadores (EKLIPSE, 20173) nos permitirá evaluar no tan solo el funcionamiento de las NBS para la producción de alimentos y el tratamiento del agua, sino también cuantificar los beneficios o servicios ecosistémicos adicionales que proporcionan: reducir el estrés, fomentar la actividad física, reducir la escorrentía de aguas en superficie, mejorar la cohesión social, el bienestar y la salud humana, aumentar el sentimiento de pertenencia a un barrio o comunidad, proporcionar hábitats para la vida silvestre, regular la temperatura, reducir los niveles de ruido y polvo, producir oxígeno o reducir el dióxido de carbono. 

Creemos pues que las NBS son un elemento clave para fomentar ciudades circulares y hacerlas más resilientes frente a posibles problemas ambientales, económicos o sociales. Por ello ICRA participa activamente en 5 proyectos de investigación e innovación europeos (HYDROUSA, EdiCitNet), nacionales (CLEaN-TOUR http://clean-tour.000webhostapp.com/), la acción COST Circular City (https://circular-city.eu/) y la red SANNAT (https://snappartnership.net/teams/water-sanitation-and-nature/) donde realiza tareas de investigación relacionadas con las cuestiones anteriores. 

Entre estos proyectos, HYDROUSA ofrecerá soluciones innovadoras basadas en la naturaleza para la gestión del agua en islas y zonas costeras del Mediterráneo para el tratamiento de las aguas residuales y la recuperación de nutrientes, suministrando agua dulce a partir de fuentes de agua no convencionales. Las soluciones se demostrarán en 3 islas de Grecia y 25 ubicaciones adicionales serán evaluadas con detalle(www.hydrousa.org).EdiCitNet, por otro lado, desarrollará una red de ciudades que apuesten por una gestión del agua, los nutrientes y los residuos intersectorial y orientada a la reutilización, mediante la implementación de Edible City Solutions, es decir, de soluciones basadas en la naturaleza para la producción de alimentos (https://platform.think-nature.eu/content/edicitnet). En CLEaN-TOUR se desarrollarán tecnologías y herramientas para facilitar la reutilización de agua en ciudades turísticas. Finalmente, Circular City y SANNAT son dos redes internacionales que promueven el uso de NBS para potenciar ciudades circulares y para alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible número 6, respectivamente. 

La recuperación y reutilización de recursos del agua residual y los residuos, la producción de alimentos, y el aumento de la resiliencia de las ciudades y sus ciudadanos, tendrá efectos muy beneficiosos para el medio ambiente, pero sobre todo por el bienestar social y la salud humana. Así, sociedades más resilientes y saludables, esperemos que puedan ser también más felices.

*Documento escrito por Joaquim Comas y Gianluigi Buttiglieri, investigadores del grupo ICRAtech en el Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA).

1David L. Sedlack (Water 4.0, Yale Univ. Press, 2014)

2The International Union for Conservation of Nature IUCN, 2016, WCC-2016-Res-069

3An EKLIPSE Expert Working Group report. (2017) An impact evaluation framework to support planning and evaluation of nature-based solutions projects. www.eklipse-mechanism.eu

RECONOCIMIENTOS:

  • Los autores quieren agradecer el apoyo del Departament d’Economia y Coneixement del Gobierno catalán a través del Grupo de Investigación Consolidado (ICRA-TECNOLOGÍA – 2017 SGR 1318)
  • HYDROUSA y EdiCitNet: estos proyectos han recibido financiación del Programa de Investigación e Innovación Horizon 2020 de la Unión Europea, con la concesión de las subvenciones No 776643 y No 776665.
  • CLEaN-TOUR: Este proyecto ha recibido financiación del Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España (CTM2017-85385-C2-1-R).
  • Circular City: COST ACTION CA17133 – Implementando soluciones basadas en la naturaleza para crear una ciudad circular ingeniosa.
  • SANNAT: saneamiento y naturaleza. SNAPP Grupo de Trabajo