WASH – Agua, Saneamiento e Higiene

WASH es el acrónimo de «Water, Sanitation & Hygiene». Según Naciones Unidas: «El acceso universal, asequible y sostenible al agua, el saneamiento y la higiene es una cuestión clave de salud pública en el marco del desarrollo internacional y es el centro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 (SDG6 o SDG 6), uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015. Éste tiene por objeto lograr que el agua y el saneamiento sean equitativos y accesibles para todos, especialmente para mujeres y niños».

Estos días en los cuales estamos viendo que una de las medidas fundamentales en la prevención de la propagación del virus COVID-19 es lavarse las manos, quería hablaros de estos tres conceptos interrelacionados entre sí, y que conforman el concepto anteriormente denominado como WASH. Y es que sin un buen sistema de saneamiento (inodoros con sus respectivas redes de alcantarillado y depuración de aguas residuales) las aguas superficiales y subterráneas acaban contaminadas, a la vez que sin agua limpia no puede haber higiene para lavarse las manos.

Agua

El primer objetivo es tener la cantidad de agua suficiente para después mantenerla segura, esto es, libre de contaminación para poder consumirla como agua de boca y para aseo. Y qué volumen se considera hoy en día que haría falta para cubrir las necesidades básicas por habitante? Pues según la OMS alrededor de unos 100 litros/persona y día. Como ejemplo os pongo un par de gráficos.

Este es de la International Water Association, con datos de 2012:

Fuente: IWA 2014

Desconozco a qué se debe el elevadísimo consumo de Milán (incluso por encima de la media de EEUU, uno de los mayores consumidores per cápita del planeta), pero por el resto se puede apreciar que varias ciudades españolas tienen un consumo bastante ajustado, aunque faltaría comparar con otras ciudades de la zona sur de Europa para ver si estamos «en la media».

Este otro del Third World Centre for Water Management es de 2017:

Este otro gráfico complementa el anterior para hacerse una ligera idea del consumo en varias ciudades del planeta. Para sacar conclusiones nos faltarían muchos más datos, más diversos y con su evolución en períodos de tiempo. Si queréis entreteneros os dejo un link.

Saneamiento

Aquí la defecación al aire libre (se calcula que la practican alrededor de 1000 millones de personas alrededor de todo el planeta, la mayoría en áreas rurales y pobres) es el mayor problema por lo que respecta a la mejora en el saneamiento y en lo que la salud se refiere. Hay un consenso entre las partes implicadas de que el acceso a inodoros debe ir acompañado de un cambio de hábitos para erradicar esta mala praxis que lleva asociadas varias enfermedades como el cólera, tifus, etc. Aún así, el marketing o los mensajes al uso no suelen funcionar en estos casos, por lo que se ha visto que recurrir a los líderes de las comunidades para mejorar la implementación de programas de saneamiento e higiene es mucho más efectivo.

Fuente: Sierra Club

Higiene

Last but not least, vuelvo al inicio de este post cuando hablaba del lavado de manos como medida preventiva principal para combatir las enfermedades infecciosas pero… qué hacer cuando no se dispone de agua limpia o no existen las condiciones mínimas para dotarse de un buen sistema de saneamiento? Ahí vemos de forma clara que una cosa no puede ser sin la otra y me lleva a valorar lo que ya tenemos en nuestros hogares y tanta falta hace en otros.

Enlaces

Entrevista a Antoni Ventura-Ribal

Como ya os comenté la semana pasada hoy toca audioentrevista en el blog. Antoni Ventura-Ribal, gerente de Aigües de Manresa, nos da su opinión sobre gestión, precio del agua, reguladores únicos (o no), innovación… además de reutilización y adaptación social a ella. En definitiva, repasando a vista de pájaro todos estos conceptos nos ha pasado el tiempo volando 😉 por lo que ya estoy pensando en una futura ampliación de la entrevista…


Reutilización: tipos, gestión y visión estratégica

Heraclito de Efeso

Friedrich Nietzsche

LINEAL O CIRCULAR?

«Un hombre no puede bañarse dos veces en el mismo río» Esta frase, atribuida al filósofo presocrático Heráclito de Efeso, trata de que todo está siempre en movimiento, el tiempo pasa y todo cambia: nosotros y también el río. Cuando volvemos a bañarnos esta ya no es la misma, ni sus partículas, ni los minerales que lo acompañan… ni siquiera los átomos de hidrógeno y oxígeno. Esta concepción lineal del paso del tiempo no mezcla bien con conceptos como agua reciclada, regenerada o reutilizada pero si bien esta frase daría para una buena conversación entre amigos aficionados a la Filosofía, en este caso quizás encaja mejor una concepción circular como la Friedrich Nietzsche y su Eterno Retorno.

Aplicado al ciclo del agua, la idea circular del filósofo alemán quedaría así: a lo largo del cauce de un río hay varias poblaciones, la primera capta el agua, la utiliza, la vierte al alcantarillado, la depura mediante EDAR y la devuelve al mismo río pero aguas abajo donde, a continuación, el siguiente pueblo hará el mismo procedimiento… y así hasta la llegada de este río a su desembocadura. De este modo, la misma agua es captada, usada, ensuciada y limpiada para volver a empezar en otro punto del curso del río hasta su desembocadura, donde pasará a formar parte de un ciclo más grande que la traerá de vuelta mediante la evaporación y lluvia al nacimiento del río.

Explicados los fundamentos conceptuales, es el momento de poner en práctica dos tipos de reutilización de aguas superficiales para riego: en un caso tenemos una reutilización no planificada o simplemente «de facto» y en el otro una de consciente o planificada. Cómo funciona cada una? Lo explico en base al documento «Characterization of unplanned water reuse in the EU», de la Universidad Técnica de Munich.

Reutilización no planificada del agua

O también denominada «de facto» es la que se produce, por ejemplo, cuando se consume el agua del río en un punto aguas abajo donde previamente una EDAR vierte su agua depurada. En función de los caudales del río y el efluente de la depuradora se producirá un mayor o menor efecto de dilución. Dicho esto, hay dos factores importantes a tener en cuenta:

  • La relación de caudales del agua depurada y el agua del río provocan que el efecto dilución sea más o menos importante. En el caso del esquema es 5/95 pero se puede dar la situación inversa.
  • Derivado del primer punto, si un 80-90% del caudal es agua depurada para un 10-20% del río, aunque la EDAR cumpla con los límites legales de vertido habrá muy poca dilución, provocando una concentración más alta de contaminantes persistentes (antibióticos, derivados del plástico, detergentes, etc.) y microorganismos como E. coli. Esta situación es consecuencia de que la ley no contempla la eliminación ni reducción de estos parámetros para los efluentes de agua depurada.

Reutilización planificada del agua

En este caso tenemos una EDAR que proporciona una parte de su agua depurada a usuarios interesados para riego de cultivos. Aquí previamente se pone en marcha una solicitud administrativa basada en la legislación RD 1620/2007 donde se incluyen unos parámetros límite. Para cumplir con estos la depuradora dispone de un tratamiento terciario compuesto por un sistema de filtración y desinfección que hace que el agua acabe siendo apta para el uso en cuestión.

Un recurso más para la gestión hídrica

Comparando los riesgos asociados a los dos tipos de reutilización, queda claro que en el caso de la no planificada nos encontramos con un fenómeno inevitable que abre muchos interrogantes de cara a la propia seguridad de su uso. Además, normalmente las aguas superficiales captadas para potabilización suelen ser de peor calidad que las del terciario de una EDAR, es por eso que tiene todo el sentido del mundo reconducir el agua regenerada de la EDAR del Prat de Llobregat a la cabecera de la potabilizadora de Sant Joan Despí para convertirse en un recurso extra de 2m3/s en épocas de sequía.

Una reflexión final

El tiempo dirá si las intenciones del actual gobierno catalán forman parte del tacticismo habitual de nuestros políticos o van más allá en una visión estratégica en materia de gestión hídrica. Si la segunda idea es cierta bienvenidos sean todos los esfuerzos para cerrar el círculo. Nietzsche estaría muy satisfecho de ello.

Continúa leyendo Reutilización: tipos, gestión y visión estratégica