La Directiva Marco del Agua y la realidad europea

banderes-europees
Funte: iAgua

Un artículo publicado recientemente en el portal iAgua por Manuel Suárez, presidente de ADECAGUA, sobre una futura modificación de la Directiva Marco del Agua reflexiona sobre los intereses y necesidades dentro de cada país de la UE.

Es cierto que en Europa hay una diferencia importante entre los países del centro y del norte y los mediterráneos. Los primeros tienen relativa abundancia de masas de agua, con periodos de grandes inundaciones incluidas, los últimos tienen escasez hídrica con épocas recurrentes de sequía.

En materia ambiental y muy especialmente el agua se mezclan fronteras políticas con fenómenos que traspasan toda lógica de organización humana. Debido a eso quizás tendríamos que tener en cuenta esa diversidad europea, cambiando la homogenización de gestión y planificación con una descentralización por áreas según variedad climática.

explotacio-aigua-ue
Fuente: El País

En el artículo hay quejas ante la preeminencia de los países con abundancia de agua y también la necesidad de defender los intereses del propio país. Ante esto:

Por qué no una nueva Directiva Marco más laxa, adaptable a las necesidades no ya de cada país sino de cada región de características climáticas similares? Por ejemplo, en el caso de España, no es lo mismo el litoral cantábrico que la zona atlántica, la sur o la región mediterránea. La adaptamos des de esta vertiente? Quizás estoy diciendo una barbaridad… alguien en la sala para abrir debate?

Continúa leyendo La Directiva Marco del Agua y la realidad europea

Cuando la lluvia no sabe llover…

“Al meu país la pluja no sap ploure:
o plou poc o plou massa;
si plou poc és la sequera,
si plou massa és la catàstrofe.
Qui portarà la pluja a escola?
Qui li dirà com s’ha de ploure?”

Raimon. Al meu país la pluja (1983)

temporal
Torredembarra, inundada después del temporal. Fuente: La Vanguardia

…hay que pensar en medidas para evitar males mayores. No hace mucho la sequía era la protagonista y ahora con el temporal de estos días nos lleva directamente a la gota fría. Propia del Mediterráneo, nuestra lluvia no sabe llover.

Y de qué dispositivos disponemos para gestionar estos episodios? Por ejemplo de los tanques pluviales, de los cuales hay de diferentes tipologías:

· Anti inundación: Su función es el laminado del caudal para conseguir que los valores de salida sean sensiblemente inferiores a los de entrada.

· Anti derrames: La función principal es retener el agua de la lluvia que en zonas urbanas, al arrastrar partículas y metales está fuertemente contaminada. Esta agua almacenada puede ser reconducida a la EDAR o decantada en el mismo depósito antes de verterla al medio.

· De retención o tormentas: Destinados a la regulación de caudales durante periodos de lluvia intensa para después proceder a una evacuación controlada.

diposit-lestrella
Tanque de aguas pluviales La Estrella. Fuente: www.48hopenhousebarcelona.org

Como ejemplo práctico, en Badalona se encuentra desde 2013 el depósito de regulación de aguas pluviales “La Estrella”. Una vez puesto en funcionamiento ha permitido:

· Evitar inundaciones en días de lluvias fuertes reteniendo las aguas residuales y pluviales.

· Evitar el colapso de los colectores del alcantarillado.

· Descargar el agua acumulada de manera controlada, pasado el episodio de lluvia.

· Evitar la contaminación de las aguas litorales con la retención del agua de lluvia contaminada.

De todas formas, esta no es la única solución para la mejora del drenaje urbano, los SUDS son una muy buena solución en zonas ya urbanizadas y en las cuales no es posible dedicar presupuesto a obras de este calibre.

La Huella Hídrica

water-footprint

Menos conocida que la huella ecológica o la del carbono, la huella hídrica es un concepto similar a los dos primeros aplicado al consumo de agua.

La Water Footprint Network la define de este modo:

“The water footprint measures the amount of water used to produce each of the goods and services we use. It can be measured for a single process, such as growing rice, for a product, such as a pair of jeans, for the fuel we put in our car, or for an entire multi-national company. The water footprint can also tell us how much water is being consumed by a particular country – or globally – in a specific river basin or from an aquifer.”

global-footprint
Fuente: info@one-europe.info

Concretando, la huella hídrica puede hacer referencia al consumo:

  • De forma directa, midiendo el agua consumida por persona, región, país, empresa, etc.
  • De forma indirecta, teniendo en cuenta el volumen utilizado para producir cualquier bien de consumo (ropa, café o vehículo).

La WFN define tres tipos de huella: la azul (agua superficial y subterránea consumida), la verde (agua evaporada) y la gris (volumen de agua contaminada generada), siendo esta última la más controvertida y no tenida en cuenta en la norma ISO publicada en 2014.

La complejidad inherente al concepto ha provocado críticas como por ejemplo la imposibilidad de disponer de un método de medida universal. Por poner un ejemplo, la producción de carne es evaluada por m3/kg y en cambio el consumo por persona se mide vía m3/año. La no incorporación de factores como el estrés hídrico de las regiones o países donde se producen los bienes tampoco ayuda al rigor; por ejemplo, no es lo mismo consumir 140 litros por taza de café en Brasil que en Etiopía.

Preocupado por la seguridad hídrica, Dennis Wichelns, miembro de la International Water Management Institute cree que hay que tener en cuenta los posibles defectos de diseño y no subestimar aspectos de importancia cuando se establezcan políticas relacionadas con la gestión y planificación del agua:

“Although one goal of virtual water analysis is to describe opportunities for improving water security, there is almost no mention of the potential impacts of the prescriptions arising from that analysis on farm households in industrialized or developing countries. It is essential to consider more carefully the inherent flaws in the virtual water and water footprint perspectives, particularly when seeking guidance regarding policy decisions.”

En definitiva, pros y contras definen este nuevo concepto que por lo menos puede servir como herramienta de concienciación mientras se van desarrollando y mejorando sus aplicaciónes futuras.

Continúa leyendo La Huella Hídrica