El tratamiento de potabilización

etap-st-joan-despi
Vista aérea ETAP Sant Joan Despí. Fuente: Aigües de Barcelona

Cuando hablamos de agua apta para el consumo humano, según el RD 140/2003, como mínimo tiene que existir un proceso de desinfección entre la captación del agua cruda y el consumo en el hogar. Entre este mínimo y el proceso de potabilización empleado en ETAPs como las de Abrera o Sant Joan Despí hay una gama de grises dependiendo de las necesidades de potabilización, del agua en origen y la adecuación a la legislación vigente.

El agua cruda se puede captar como agua superficial o subterránea. En este sentido hay bastante diferencia entre una y otra puesto que la de origen subterráneo ya ha superado un pretratamiento de filtración natural. En cambio la superficial (río, lago, pantano, etc.) puede tener un cierto grado de turbidez que haga necesaria la filtración mediante tecnología humana.

El proceso convencional de potabilización suele tener las siguientes fases:

  • CAPTACIÓN y DESBASTE
  • DOSIFICACIÓN DE REACTIVOS
  • DECANTACIÓN
  • FILTRACIÓN
  • DESINFECCIÓN FINAL

1. CAPTACIÓN Y DESBASTE

Es el proceso de extraer el agua cruda de un punto concreto, como hemos dicho antes esta puede ser de origen subterráneo (acuíferos), superficial (ríos, embalses, lagos, etc.) o incluso marino, a pesar de que este último ya formaría parte de un tratamiento más avanzado, la desalinización.

El desbaste es la eliminación de sólidos gruesos o arenas que lleva el agua. Este proceso es necesario para mantener el rendimiento global de la potabilización, evitando colmataciones en filtros posteriores.

2. DOSIFICACIÓN DE REACTIVOS-DESINFECCIÓN INICIAL

En este paso se le añaden sales de aluminio al agua pretratada para que las partículas más pequeñas se aglutinen y sean eliminadas por vía de una decantación posterior. Este proceso se complementa con una etapa previa de cloración para desinfectar y oxidar los metales y materia orgánica.

jar-test
Jar Test para probar la eficacia de coagulantes y floculantes. Fuente: Aigües de Barcelona

3. DECANTACIÓN

Aquí se produce la sedimentación de las partículas previamente agregadas gracias a las sales de aluminio, dejando que el agua clarificada pase hacia el siguiente proceso.

decantador
Decantador. Font: Aigües de Barcelona

4. FILTRACIÓN

Con el objetivo de eliminar practicamente la totalidad del resto de partículas, el agua se filtra mediante filtros de arena. Como complemento a esta filtración y con el objetivo de mejorar sus condiciones organolépticas, se puede dosificar ozono para después añadir una adsorción mediante carbón activo. Este último paso elimina los compuestos orgánicos y óxidos metálicos presentes en el agua.

ozonitzador
Ozonizador. Fuente: Aigües de Barcelona

Otro tipo de filtración avanzada, la ósmosis inversa, es una barrera total para virus y bacterias. Además, elimina los compuestos orgánicos e inorgánicos y reduce las sales a niveles casi inapreciables. La filtración por OI es más habitual en plantas desalinizadoras que en potabilizadoras.

5. DESINFECCIÓN FINAL

El agua es almacenada en espera de ser distribuida por la red, aquí se hace otra cloración si esta se encuentra por debajo de los niveles mínimos exigidos por ley.

estacio-de-bombament
Estación de bombeo. Fuente: Aigües de Barcelona

Para finalizar, os dejo un resumen de todo el proceso en este video de Aguas de Valencia:

Agua potable y protección de la salud

 

font
Imagen: XSIForum

La Diputación de Girona, de la mano de su organismo de salud pública DIPSALUT está impulsando un par de programas muy interesantes. El primero, denominado también Pt03, es el “Programa de apoyo a la gestión municipal directa de los abastecimientos de agua de consumo humano. Este incide sobre todo en los municipios más pequeños de la província de Girona con el objetivo de conseguir un buen asesoramiento en el control de la calidad del agua potable servida a los hogares. Es una buena iniciativa puesto que a veces las características intrínsecas de estos municipios no permiten hacer un seguimiento óptimo.

Por otro lado, el Pt04 o “Programa de evaluación y control de la calidad del agua al grifo del consumidor” refuerza el control que tienen que hacer los municipios a sus redes internas a partir del Real decreto 140/2003 y del Plan de Vigilancia y Control Sanitario de las Aguas de Busot de Consumo de Cataluña. Es decir, se hace un seguimiento de la calidad de la red para prevenir la presencia superior a los límites que marca la ley de metales como por ejemplo el plomo, aluminio, etc. En este caso se hace un especial seguimiento en las escuelas y centros de jubilados, grupos de población especialmente vulnerables.

dipsalut
Toma de muestra en el marco del programa Pt04. Imagen: Dipsalut

Estos programas marcan el asesoramiento de unos 70 municipios para el Pt03 y evaluan unos 170 para el Pt04. En definitiva, una buena herramienta para la protección de la salud y la formación en la correcta gestión de aguas de consumo humano.

Continúa leyendo Agua potable y protección de la salud

“La Batalla per l’Aigua”. El documental

la-batalla-per-laigua

El pasado domingo, el programa 30 minuts de Televisión de Cataluña ha emitido el documental “La Batalla per l’Aigua”, centrado en los esfuerzos de algunos ayuntamientos en recuperar la gestión directa del servicio de distribución de agua potable.

Antes de nada, mi experiencia está en el ámbito del saneamiento en alta y al no dominar el tema me estoy formando con varias lecturas como Barcelona i l’Aigua, La regulación de los servicios urbanos del agua y Gobernanza y gestión del agua: modelos público y privado.

abastament
Fuente: Àrea Metropolitana de Barcelona

La Batalla por el Agua focaliza el conflicto público/privado en el suministro en baja o red de distribución de agua potable a los hogares. Además de esta simplificación, supongo que inevitable, dado la amplitud de un tema tan grande como el ciclo urbano del agua, me sorprendió la visión sesgada del documental. Me explico; parece que la sola intención de querer devolver la gestión a los consistorios ya es per se la opción correcta, obviando que la gestión mediante empresa mixta, en régimen de concesión o directamente privada son opciones perfectamente válidas si estas disponen de un control y supervisión transparente. En este sentido, la falta de ejemplos de alternativas a la gestión directa da una impresión sesgada que no ayuda a enriquecer el intenso debate que hay al respeto. Además, dar una opción concreta como buena sin ofrecer las alternativas invita a formarse una opinión incompleta, y esto una televisión pública, precisamente por la función de servicio, no se lo puede permitir nunca.

mapa-gestio-aigua
Mapa municipal en función de su gestión. Fuente: Aigua és Vida

Es intolerable y denunciable que el Ayuntamiento de Terrassa haya recibido amenazas a la hora de plantear el cambio a la gestión directa de su red, así como una lacra las diversas tramas de corrupción evidenciadas entre políticos y altos directivos de empresas, el conocido capitalismo clientelista. Por todo ello, es el cambio de gestión la solución definitiva? Yo creo que el éxito de este cambio va más allá: concursos que no se hagan a dedo, controles periódicos, durada razonable de los contratos, transparencia y comunicación fluida entre los diversos actores, recuperación de todos los costes, amortizaciones e inversiones futuras, educación desideologizada a la ciudadanía, etc. Todo esto va más allá del modelo de gestión; de hecho sienta las bases para buscar el modelo más adecuado en función de las necesidades y características de cada municipio. Gestión directa, empresa mixta, en concesión o privada, cualquiera es válida siempre que la decisión final sea transparente, razonada y en beneficio del interés general, en ausencia de demagogia e ideología. Valga de ejemplo esta mesa redonda programada por el II Congreso del Agua en Cataluña:

models-de-gestio-aigua
Parte del programa del II Congrés de l’Aigua a Catalunya. Diferentes modelos de gestión.


Continúa leyendo “La Batalla per l’Aigua”. El documental