El tratamiento de potabilización

etap-st-joan-despi
Vista aérea ETAP Sant Joan Despí. Fuente: Aigües de Barcelona

Cuando hablamos de agua apta para el consumo humano, según el RD 140/2003, como mínimo tiene que existir un proceso de desinfección entre la captación del agua cruda y el consumo en el hogar. Entre este mínimo y el proceso de potabilización empleado en ETAPs como las de Abrera o Sant Joan Despí hay una gama de grises dependiendo de las necesidades de potabilización, del agua en origen y la adecuación a la legislación vigente.

El agua cruda se puede captar como agua superficial o subterránea. En este sentido hay bastante diferencia entre una y otra puesto que la de origen subterráneo ya ha superado un pretratamiento de filtración natural. En cambio la superficial (río, lago, pantano, etc.) puede tener un cierto grado de turbidez que haga necesaria la filtración mediante tecnología humana.

El proceso convencional de potabilización suele tener las siguientes fases:

  • CAPTACIÓN y DESBASTE
  • DOSIFICACIÓN DE REACTIVOS
  • DECANTACIÓN
  • FILTRACIÓN
  • DESINFECCIÓN FINAL

1. CAPTACIÓN Y DESBASTE

Es el proceso de extraer el agua cruda de un punto concreto, como hemos dicho antes esta puede ser de origen subterráneo (acuíferos), superficial (ríos, embalses, lagos, etc.) o incluso marino, a pesar de que este último ya formaría parte de un tratamiento más avanzado, la desalinización.

El desbaste es la eliminación de sólidos gruesos o arenas que lleva el agua. Este proceso es necesario para mantener el rendimiento global de la potabilización, evitando colmataciones en filtros posteriores.

2. DOSIFICACIÓN DE REACTIVOS-DESINFECCIÓN INICIAL

En este paso se le añaden sales de aluminio al agua pretratada para que las partículas más pequeñas se aglutinen y sean eliminadas por vía de una decantación posterior. Este proceso se complementa con una etapa previa de cloración para desinfectar y oxidar los metales y materia orgánica.

jar-test
Jar Test para probar la eficacia de coagulantes y floculantes. Fuente: Aigües de Barcelona

3. DECANTACIÓN

Aquí se produce la sedimentación de las partículas previamente agregadas gracias a las sales de aluminio, dejando que el agua clarificada pase hacia el siguiente proceso.

decantador
Decantador. Font: Aigües de Barcelona

4. FILTRACIÓN

Con el objetivo de eliminar practicamente la totalidad del resto de partículas, el agua se filtra mediante filtros de arena. Como complemento a esta filtración y con el objetivo de mejorar sus condiciones organolépticas, se puede dosificar ozono para después añadir una adsorción mediante carbón activo. Este último paso elimina los compuestos orgánicos y óxidos metálicos presentes en el agua.

ozonitzador
Ozonizador. Fuente: Aigües de Barcelona

Otro tipo de filtración avanzada, la ósmosis inversa, es una barrera total para virus y bacterias. Además, elimina los compuestos orgánicos e inorgánicos y reduce las sales a niveles casi inapreciables. La filtración por OI es más habitual en plantas desalinizadoras que en potabilizadoras.

5. DESINFECCIÓN FINAL

El agua es almacenada en espera de ser distribuida por la red, aquí se hace otra cloración si esta se encuentra por debajo de los niveles mínimos exigidos por ley.

estacio-de-bombament
Estación de bombeo. Fuente: Aigües de Barcelona

Para finalizar, os dejo un resumen de todo el proceso en este video de Aguas de Valencia:

This post is also available in: caCatalà (Catalán)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *