Cómo enfrentarse a la sequía?

murray-darling-basin

Un artículo de Sarah Ann Wheeler reflexiona sobre la respuesta a la escasez de agua en la revista de la International Water Association (IWA):

“Professional backgrounds tend to predetermine one answer and often seek a silver bullet as the solution (…) the reality is that one strategy, by itself, is never enough.”

Ingenieros, economistas, planificadores, etc. cada uno de ellos ofrece una solución diferente, pero es probable que eligiendo una de ellas no haya suficiente.

Enfrentarse a un problema social, económico y ambiental como una sequía requiere de una visión más interdisciplinar donde cada cual de nosotros pueda aportar su visión para llegar a una solución integrada.

Además, gobiernos y gestores enfatizan estrategias que afectan a la oferta del agua, descuidando la parte del uso y demanda. Para reenfocar estas estrategias, explica Wheeler, podríamos considerar 3 puntos:

· Divulgar y educar en el uso del agua como un bien escaso.

· Planos reguladores que incidan en una mejora de la calidad.

· Medidas económicas, tasas y tarifas que promuevan un uso más sostenible o mercados del agua.

En el caso de Australia, estas últimas décadas han centrado sus esfuerzos en la gestión de la demanda: límites a nuevas licencias, aumento de la regulación, mayor divulgación e introducción de nuevos precios y cargos por el agua.

r138727_474293
La cuenca Murray-Darling, de vital importancia por la elevada producción agroalimentaria

Sin embargo, la acción de mayor importancia ha sido la reforma de los derechos de propiedad y el establecimiento de mercados del agua de la cuenca Murray-Darling, el área más grande de producción alimentaria de Australia. El plan de 2012 de esta cuenca incluye la separación de los derechos sobre la tierra y el agua, la monitorización sobre el uso, la reforma del mercado del agua y el sistema de asignación de propiedad, así como la diversificación de la agricultura en el Delta.

Definitivamente, lo que permitió que los agricultores no entraran en quiebra durante la Sequía del Milenio fue la instauración de los mercados del agua. Estos dieron resiliencia al sistema para afrontar la sequía:

“During the worst years-when water allocations were at their lowest and rice farmers in New South Wales could not put their crop in-they sold their water on the temporary market. Downstream farmers bought that water to keep their vineyards or other permanent assets alive. This win-win would have been impossible without markets.”

australiawatertrading

De todos modos, no nos podemos quedar en una solución aislada, sino que hay que integrar otras medidas como son la eficiencia de irrigación o el establecimiento de límites de uso. Además, hay que tener en cuenta la paradoja de la eficiencia: las nuevas tecnologías de riego de agua no conllevan un aumento del ahorro de este recurso, sino que aumentan la demanda.

En definitiva, el diseño de una respuesta resiliente a la escasez de agua es mejor si se aborda desde múltiples perspectivas:

“To hit the target, avoid the silver bullet, and instead embrace the silver buckshot”.

Artículo completo aquí.

Los mercados del agua en Australia.

This post is also available in: caCatalà (Catalán)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *