ICRA Workshop: «International experiences in Potable Reuse»

Wolfgang Gernjak presentando el Workshop

Aprovechando las sinergias del position paper posteado en este mismo blog sobre reutilización con fines potables, el pasado viernes 4 de octubre estuve de oyente en el workshop organizado por el ICRA sobre este mismo tema aplicado a experiencias internacionales.

Después de una breve introducción a cargo de Wolfgang Gernjak, Investigador Senior del grupo ICRATech, tomó la palabra el primer ponente, el profesor de la Universidad de Berkeley (California) y especialista en recursos hídricos David Sedlak, el cual hizo una aproximación a la situación de la reutilización con fines potables (también conocida como reutilización potable) en Estados Unidos y los posibles avances de cara al futuro. Fue una charla muy interesante donde el profesor Sedlak nos habló de la importancia de la legitimidad de la tecnología para que esta sea aceptada a nivel general. Esta legitimidad, se compone de 3 dimensiones: la pragmática, la moral y la cognitiva.

El segundo ponente, Antoni Munné, Responsable del Departamento de Calidad de las Aguas de la ACA, introdujo su ponencia relacionando el proceso de cambio climático actual en relación a las previsiones de caras a los próximos 10-30 años en materia de precipitaciones y temperaturas medias en la zona mediterránea. En resumen, se espera una mayor variabilidad en las lluvias, un aumento progresivo de las temperaturas medias y una reducción de precipitaciones de entre un 5-10% en 2030 y de un 15-20% en 2050, pudiendo ser éstas de un 15-30% en época estival.

En la segunda parte de su exposición, Munné presentó los avances del estudio monitorizado por el panel de expertos sobre los niveles de contaminantes emergentes en las aguas regeneradas de la ERA de El Prat de Llobregat, con el fin de, en un futuro próximo poder reutilizarlas con fines potables en el área metropolitana de Barcelona.

El tercer y último ponente del workshop, Lluís Sala, Responsable del Área de Abastecimiento y Reutilización del Consorci de la Costa Brava, hizo un diagnóstico sobre la reutilización potable en la Costa Brava explicando el caso paradigmático de El Port de la Selva y el proyecto DEMOWARE. Esta población costera tenía las características adecuadas para poder acoger una parte del proyecto: variabilidad en las precipitaciones, aislada geográficamente, alta demanda en época estival, tratamiento terciario en funcionamiento desde el año 2000, interés de la administración local, etc.

En el apartado de financiación, Sala remarcó que las inversiones cercanas a 1 millón de euros durante un período de 16 años apoyando la reutilización de agua regenerada en el Port de la Selva, han dado muy buenos resultados en materia de eliminación de contaminantes emergentes:

De todas formas, en el desarrollo del proyecto Demoware en Port de la Selva se observaron una serie de problemas inesperados como el incremento de salinidad debido a las sequías de los últimos años en la zona así como la presencia de concentraciones relativamente elevadas de biocidas que son recalcitrantes a ser eliminados:

En definitiva, los resultados del proyecto DEMOWARE en el caso de Port de la Selva instan a seguir profundizando en varios aspectos que quedan abiertos como la forma de evitar la salinización puntual en períodos de sequía (ósmosis inversa?) o la eliminación (quizás con tecnologías de oxidación avanzada) de contaminantes emergentes. Superar estos retos podría ser objeto de un nuevo proyecto complementario que arrojaría luz a los claroscuros planteados en esta ponencia.

Grupo ICRATech (II): reutilización de aguas con fines potables

Porque no nos deberíamos olvidar de la posibilidad de reutilizar agua para fines potables*

La economía circular, la estrategia de las 3R (reducción, reutilización, reciclado) y la industria 4.0 – estos son los axiomas que tanto les gusta proclamar actualmente a los políticos y a los líderes empresariales. Sin embargo, es importante destacar que la reutilización del agua es una realidad desde mucho antes que estos eslóganes se hayan hecho populares, y de hecho implementa todos los principios de la economía circular. 

La aceptación de la reutilización del agua para uso potable – o reutilización potable, derivado de la terminología anglosajona – ha aumentado considerablemente estos últimos años como una práctica que, correctamente gestionada, puede ser implementada de un modo seguro. En este breve artículo queremos revisar como los ejemplos aplicados recientemente a gran escala en todo el mundo, las iniciativas industriales y los avances científicos, muestran que la reutilización potable es una alternativa interesante a considerar en el portafolio de las actuaciones existentes para combatir la escasez del agua.

Diferencias conceptuales entre reutilización potable de facto, indirecta y directa. Imagen: Eden et al (2016), Potable reuse of water: A view from Arizona
https://wrrc.arizona.edu/sites/wrrc.arizona.edu/files/July-2016-IMPACT-Potable-AZ.pdf

Los beneficios obvios

Hay una serie de beneficios que no dejan lugar a duda cuando se debate sobre la reutilización de agua. Entre ellos, se reduce la cantidad de agua que se extrae y la que se vierte en el ciclo natural del agua. Esto puede ser beneficioso para mantener los caudales y la calidad aguas abajo de las grandes ciudades en cuencas que sufren problemas de escasez. También disminuye la presión aguas arriba sustituyendo parte de la extracción necesaria para abastecer la población. Al contrario que con otras fuentes alternativas de agua como la de escorrentía de lluvia (de suelos o de tejados), el efluente de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) tiene una menor variabilidad de cantidad y calidad, lo que supone una gran ventaja en la planificación y diseño de las infraestructuras. Finalmente, la reutilización potable requiere una demanda energética por metro cúbico de agua producido del orden de entre una tercera y cuarta parte respecto al consumo energético de la desalinización de agua de mar, otra fuente alternativa de recursos hídricos en zonas costeras.

Cabe destacar también que críticos de la reutilización potable argumentan que es mejor centrarse en la reutilización para riego en la agricultura. Lo cierto es que estas zonas que demandan un uso intensivo del agua suelen estar lejos del punto donde se genera el agua regenerada en las grandes ciudades, por lo que los costes de construcción de las infraestructuras necesarias para transportar el agua, unidos al requerimiento energético del bombeo, penalizan el interés económico de dicha opción cuando el sector agrícola se centra en productos con un limitado retorno de la inversión.

¿Es seguro?

Los ciudadanos se preguntan, con razón, si es seguro beber agua regenerada. Por otro lado, los políticos y responsables de la toma de decisiones, aunque acepten la viabilidad técnica y el poco riesgo para la salud pública, pueden tener dudas comprensibles respecto a la aceptación pública general y a su capacidad de generar confianza entre la población respecto al concepto de beber agua regenerada.

El primer comentario al respecto es que si estamos dispuestos a mirar lo suficientemente lejos, como por ejemplo a los Estados Unidos, Singapur, o Australia, podemos confirmar con toda confianza que se ha acumulado una gran cantidad de evidencias y experiencia a gran escala en aplicaciones de esquemas de tratamiento de aguas residuales para reutilización potable. Desde el punto de vista de calidad y seguridad del agua servida, estas instalaciones han estado suministrando agua en continuo de una gran calidad, en algunos casos desde décadas. De hecho, la ciencia ha demostrado repetidamente que la reutilización potable planificada en la que se aplican esquemas de tratamiento avanzado suministra un agua de mayor calidad que la práctica habitual de muchas Estaciones de Tratamiento de Aguas Potables (ETAP) convencionales que captan el agua superficial de un rio aguas abajo de una gran ciudad que ha vertido sus aguas residuales tratadas. Este esquema, conocido con el nombre de reutilización de facto para potabilización, es habitual en la mayoría de los ríos europeos como el Rin, el Támesis, o el Danubio o también localmente en el Río Llobregat por dar algunos ejemplos. 

Desarrollo en reutilización de aguas

Vamos a estudiar con mayor profundidad las herramientas disponibles para asegurar la reutilización segura para potabilización directa y los avances realizados durante estas últimas décadas.

Para empezar, varias tecnologías utilizadas en los esquemas de tratamiento como la ósmosis inversa o la oxidación avanzada han alcanzado un elevadísimo grado de madurez. Dichos avances han penetrado en el sector del agua a través de todo el proceso de producción, tanto en los procesos de ensamblaje de los módulos de membranas de ósmosis inversa, como en los protocolos de mantenimiento empleados en las estaciones de tratamiento avanzado de aguas residuales. Así mismo, nuestro conocimiento de las tecnologías más convencionales como la ozonización, la adsorción en carbón activo o el simple uso de reactivos químicos para la desinfección, también ha aumentado considerablemente durante estos últimos años. Al mismo tiempo, vemos en un horizonte cercano la irrupción de tecnologías innovadoras como los sistemas integrados de membranas con nuevos materiales, nuevos procesos de oxidación avanzada, o las tecnologías de tratamiento electroquímicos, que pronto se incluirán en el amplio repertorio de herramientas disponibles para potenciar la reutilización de agua.

Nuestro conocimiento respecto a los contaminantes y a la química del agua también ha aumentado. Ya cada vez se producen menos sorpresas desagradables de compuestos que se creían que eran benignos y posteriormente se identificó su potencial peligro, como por ejemplo pasó con las sustancias perfluorinadas. Estos ejemplos nos han puesto sobre aviso, y demuestran la necesidad de permanecer alerta sobre la amenaza potencial de cualquier compuesto desconocido, aunque es indudable el progreso llevado a cabo en estos últimos años.

En la actualidad, se han desarrollado y popularizado potentes métodos numéricos de computación que, entre otras aplicaciones, permiten generar de un modo más rápido y económico datos simulados que reproducen el comportamiento experimental. Existe una amplia variabilidad de aplicaciones de estos métodos computacionales, de los cuales tan solo unos pocos de describen a continuación: un ejemplo sería el establecimiento de relaciones cuantitativas entre la estructura y la actividad (QSAR) para simular y predecir el comportamiento de contaminantes conocidos y desconocidos basados en propiedades moleculares, reales o inventadas, en procesos de tratamiento que permiten cubrir cualquier eventualidad posible. El desarrollo de procesos asistidos con diseño de fluidos computacional facilita el diseño del tratamiento biológico de aguas residuales o los fotorreactores que aplican radiación ultravioleta para la destrucción de contaminantes, entre otros. También podemos simular largas series de datos de operación de años de una instalación de tratamiento para evaluar el impacto de fallos estocásticos de equipos u otros accidentes mediante simulaciones de Monte Carlo en el riesgo de calidad del agua. El aprendizaje automático para aprender de experiencias en la operación de procesos empieza a ser una realidad en la industria en general, y también en el sector de la reutilización de agua. 

A modo de resumen, sabemos que un tren de tratamiento avanzado, correctamente diseñado y operado, es capaz de controlar adecuadamente el riesgo de calidad del agua. También existe buenas guías de gestión del riesgo, basada en el método de Evaluación de Riesgos y Puntos Críticos de Control (Hazard Assessment and Critical Control Point, HACCP), desarrollado inicialmente en la industria alimentaria. Específicamente, la industria del agua ha puesto especial énfasis en la identificación y desarrollo de sensores que garantizan el correcto funcionamiento de las barreras individuales en los trenes de tratamiento, necesario para la implementación del concepto de control de puntos críticos.

El éxito de los casos de estudio disponibles a nivel internacional no se debería analizar solamente desde un punto de vista técnico de la calidad del agua. Estos casos también nos enseñan como se puede comunicar efectivamente a los ciudadanos, cual es el papel que juega la educación, y muchos otros aspectos relevantes para su aceptación social. De hecho, también podemos aprender de esos casos en que los proyectos de reutilización potable no fueron implementados debido a la oposición ejercida por los ciudadanos, al poco compromiso político, o a otras razones de mayor complejidad.

Volviendo finalmente a la cuestión sobre la seguridad de la reutilización potable: no estamos diciendo “despreocúpate o relájate” – tan solo estamos evidenciando que se dispone de multitud de herramientas que nos pueden hacer sentir más confiados, y que el riesgo de fallo o accidente es muy bajo si estas herramientas se utilizan de un modo eficiente y consciente. 

¿Es eficiente? ¿Y viable económicamente?

Entonces, si has leído hasta este punto, probablemente te estés preguntando la siguiente cuestión fundamental: ¿Cuánto cuesta y cuál es la eficiencia de la potabilización directa del agua?

Déjanos responder de un modo evasivo en primer lugar haciéndote un par de preguntas: ¿Cuál sería un precio justo para el agua potable? ¿Estás dispuesto a gastar más dinero para pagar la factura de tu teléfono móvil o para disponer de agua corriente potable de máxima calidad en tu grifo a todas horas? 

Membranas de Osmosis Inversa del sistema de inyección al subsuelo de agua regenerada de Orange County, California, USA.https://www.ocwd.com/gwrs/the-process/

Respondiendo de un modo más directo a la pregunta, es evidente que el coste y el requerimiento energético para potabilizar este recurso hídrico alternativo (el agua residual) es significativamente mayor que el necesario para potabilizar agua superficial prístina. Pero entonces, de nuevo, comparado con otras fuentes alternativas de agua que a veces parecen más factibles, como el agua de lluvia, la confianza es mayor y el coste puede ser inferior. El sistema de tratamiento avanzado más completo, que incluye prefiltración con membranas de baja presión, filtración de ósmosis inversa, y posterior oxidación o por lo menos desinfección puede ser operado con un requerimiento energético menor a 1 kWh/m3. Existen otros trenes de tratamiento, de menor coste energético, que incluyen ozono y biofiltración, cuyo estadio de desarrollo parece indicar que serán adecuados y sostenibles para la potabilización directa segura. En cualquier caso, la potabilización directa requiere menor energía que la desalación del agua de mar, ETAPs que requieren bombeo y distribución del agua producida a grandes distancias, y que muchos sistemas descentralizados, cuya desfavorable economía de escala suele implicar grandes consumos energéticos debido a la baja eficiencia de los pequeños equipos. Además, el régimen de operación en discontinuo de los sistemas descentralizados suele afectar negativamente en los costes de inversión respecto a los sistemas centralizados bien planificados que operan en un régimen en continuo 7/24.

¿Hay otros beneficios?

Hasta el momento hemos hablado ampliamente de los aparentes beneficios sobre la cantidad del recurso hídrico, sobre la calidad y la seguridad, y un poco sobre costes y consumos energéticos. Pero, quizás, aunque más escondidos e indirectos, pueden existir otros beneficios y oportunidades.

En el siglo XXI y en el contexto de la economía circular, solemos proclamar la transición de nuestras EDAR convencionales en fábricas de recuperación de recursos. Tradicionalmente, la operación del tratamiento de aguas residuales se ha centrado en la oportunidad para recuperar energía a través de generar metano en procesos anaeróbicos además de nutrientes a través de precipitación de estruvita u otras tecnologías. Al mismo tiempo la eliminación de nutrientes puede ayudar a la operación de muchas tecnologías avanzadas de tratamiento de aguas (por ejemplo, en el control del ensuciamiento por fosfato cálcico en la filtración por ósmosis inversa). Parece pues que existen oportunidades para desarrollar sinergias entre la recuperación de los nutrientes y del agua. Del mismo modo, se puede pensar como la recuperación de la energía se conecta con la recuperación de nutrientes y agua. Y ¿Quién sabe? Quizás en el futuro la recuperación de metales del agua residual será viable y económicamente rentable, especialmente del rechazo de la ósmosis inversa y de otras corrientes concentradas.

Finalmente, las EDARs siempre han sido considerados como una fuente de contaminación antropogénica en el ciclo natural del agua, aportando nutrientes y otros compuestos químicos orgánicos e inorgánicos. Actualmente, que nos regimos por el principio reconocido de que el contamina paga (tal y como dictamina la Directiva Marco del Agua), los beneficios de la reutilización del agua pueden proporcionar una gran oportunidad para disminuir el impacto y la presión ambiental de las grandes ciudades. Especialmente, una de las principales amenazas de la descarga del agua residual tratada se relaciona con la propagación de los genes de resistencia a los antibióticos. En este contexto, el tratamiento avanzado de los efluentes secundarios puede convertirse en un requerimiento, más que en una simple opción.

Agua residual, efluente de salida de EDAR y agua purificada ya apta para su reutilización. Fuente: https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45828357

El papel de la ciencia

Como nota final, nos gustaría proponer una lista de tareas a las que podemos contribuir como científicos, sin la pretensión de que la lista sea exhaustiva ni completa.

En primer lugar, pese a la disponibilidad de diversas operaciones unitarias suficientemente maduras, no deberíamos cesar el desarrollo de nuevas tecnologías y estrategias de tratamiento. Esto incluye la integración de soluciones de tratamientos basados en la naturaleza y control de contaminación en el origen.

En el contexto de un ciclo urbano del agua cada vez más complejo que conecta sistemas centralizados y descentralizados para optimizar su rendimiento desde un punto de vista económico, social y ambiental, necesitaremos soluciones para disponer de distintos tipos y calidades del agua. Tal y como se ha comentado con anterioridad, debemos contribuir explorando y desarrollando soluciones creativas y sinergias potenciales en un ciclo del agua con múltiples conexiones que se rijan por los paradigmas de la economía circular. 

En segundo lugar, todavía existen cuestiones no resueltas por lo que respecta al impacto de la descarga del agua residual y las oportunidades de tratamiento avanzadas para mitigar dichos efectos y potenciar, a su vez, los beneficios de la reutilización. Algunas de estas dudas están relacionadas con las principales amenazas del siglo XXI, como la resistencia a los antibióticos.

Finalmente, por lo que respecta a la comunicación y difusión de las soluciones para la sociedad, debemos implicarnos en el debate generado y actuar como embajadores del conocimiento.

En el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA) disponemos de expertos relacionados con muchos de los aspectos de la reutilización potable; ingenieros que trabajan en tecnologías de tratamiento, químicos que analizan los riesgos relacionados con los contaminantes emergentes y los subproductos de desinfección, y microbiólogos que investigan los mecanismos de transferencia de los genes de la resistencia a los antibióticos. Como científicos que somos, estamos comprometidos con el desarrollo positivo de la sociedad, y, por ello, mantenemos las puertas abiertas para hablar y discutir con todos ustedes respecto a este tema y a otros relacionados con el agua.

*Documento escrito por Wolfgang Gernjak con la colaboración de Joaquim Comas, Ignasi Rodríguez-Roda y María José Farré, investigadores del grupo ICRAtech en el Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA).

RECONOCIMIENTOS:

  • Los autores quieren agradecer el apoyo del Departament d’Economia i Coneixement del Gobierno catalán a través del Grupo de Investigación Consolidado (ICRA-TECNOLOGÍA – 2017 SGR 1318).

CODA

Este artículo sirve de introducción al próximo Workshop organizado por el ICRA sobre Reutilización de aguas con fines potables que tendrá lugar el próximo 4 de octubre de 2019 de las 10h a las 15h. + INFO AQUÍ.

III Congreso del Agua en Catalunya

Bajo el lema «Evolución de los usos: Reutilización, Economía Circular y Nuevas Tecnologías», el III Congrés de l’Aigua a Catalunya presentaba un interesante programa dividido en cuatro bloques los días 20-21 de Marzo en Barcelona:

  • Recursos Convencionales y Complementarios
  • Aspectos Sociales, Económicos y Ambientales
  • Retos de Futuro
  • Economía Circular

20/03/2019

1. Recursos Convencionales y Complementarios

Después de la conferencia inaugural de Rafael Mujeriego sobre la necesidad de avanzar en la reutilización del agua y la aprobación de un nuevo Reglamento en la UE sobre los usos de agua regenerada aplicados a la agricultura, se dio paso al primer bloque donde, Josep Dolz, Catedrático de la UPC, nos habló sobre la disponibilidad del agua en Catalunya vinculada al cambio global y los efectos en la gestión de las interconnexiones entre las áreas de ATL y el CAT, o Ebre-Ter. En especial, Dolz destacó la importancia de completar estas interconexiones para mejorar la gestión en situaciones de sequía como la que se vivió en 2008.

Jordi Molist, Director del Área de Abastecimiento de la ACA, centró su ponencia en la planificación y gestión del agua regenerada, destacando el interés en potenciar las Concesiones Marco, donde las entidades supramunicipales gestionen y distribuyan como operadores esta agua con tarifas acordes a su sostenibilidad.

Jordi Molist, explicando la gestión integrada del agua regenerada

En el capítulo de experiencias relacionadas, destacar la intervención de Lluís Sala, Jefe de Área de Abastecimiento y Reutilización del Consorci de la Costa Brava. Más allá de ponernos al día en lo que a reutilización se refiere, dejó entrever a modo de ironía la creciente burocratización en la administración pública. Sala acabó parafraseando a Mark Zuckerberg al relacionar el proceso de contratación (léase programación en el caso del CEO de Facebook) con la poesía.

Por otro lado, Jordi González de Aigües del Prat, explicó el Plan Básico de Uso no Potable en el municipio del Prat de Llobregat y sus ámbitos de actuación en agua regenerada y los acuíferos de la zona, así como el desarrollo paulatino de una doble red, la de agua potable y la no potable destinada a varios usos como riego o baldeo de calles.

2. Aspectos Sociales, Económicos y Ambientales

De las ponencias de la tarde me gustaría destacar la de Pilar Rodríguez, del Grupo Suez, donde explicó la gran apuesta por la transformación de las EDARs, de plantas de tratamiento de agua a biofactorías. En este nuevo concepto entran toda una serie de factores a tener en cuenta como son la generación de energía obtenida del agua bruta, la gestión del agua regenerada como un valioso recurso o la gestión integral de activos. No faltaron ejemplos que ya se han llevado a la práctica como pueden ser la EDAR de Granada o en Chile la depuradora de la Farfana. Un caso más cercano a nuestras latitudes y que ya está en fase de desarrollo sería la EDAR del Prat de Llobregat.

Miquel Paraira y la seguridad en todo el ciclo del agua

Muy interesante fue también la exposición de Miquel Paraira explicando los Sanitation Safety Plans, los planes de salud en aguas regeneradas que vienen a cerrar el ciclo, complementando los Planes de Seguridad del Agua en el área de abastecimiento.

Y en el capítulo de experiencias relacionadas, la profesora de Economía de la Univesitat de Barcelona y colaboradora de CETAQUA Montserrat Termes, incidió en el reto de la aceptación social de los proyectos de regeneración de agua. La percepción no suele ser muy positiva de inicio, entrando con fuerza el «Yuck factor«, un concepto desarrollado por Arthur Caplan y que se puede mitigar involucrando a la ciudadanía mediante programas educativos, centros demostrativos (como NEWater en Singapur) y siendo transparentes en la gestión de la información. En el fondo, el mayor o menor avance en el uso del agua regenerada depende del factor social y no del técnico.

21/03/2019

3. Retos de Futuro

Con diferencia, la sesión más cargada de ponencias fue la que hablaba de futuro, esperemos que sea un buen augurio de cara a los próximos años 🙂

Uno de los proyectos más ambiciosos en Economía Circular: HYDROUSA.

De las ponencias de la mañana, la de HYDROUSA me impresionó por la cantidad de agentes involucrados (de entre ellos el Catalan Water Partnership, clave en estos últimos años en la internacionalización de las empresas vinculadas al sector del agua en Catalunya). Sara Rodríguez-Mozaz, investigadora del ICRA desarrolló la presentación explicando los diferentes demo sites (hasta un total de seis) en tres islas griegas y que abarcan desde la recuperación de nutrientes a la reutilización de agua regenerada, pasando por la producción sostenible de energía a partir de subproductos o la recarga de acuíferos para reducir su salinidad. En definitiva, un catch-all project en el cual me gustaría profundizar a medida de que vayan saliendo nuevas conclusiones al respecto.

Y previo al capítulo de la mañana de Experiencias Relacionadas tuvimos la suerte de escuchar la original charla del Catedrático de la Universitat de Girona y Director del Campus de l’Aigua Manel Poch:

Ya en las experiencias contadas por sus protagonistas, hubo por ejemplo las de reutilización en el complejo petroquímico de Tarragona (BASF y REPSOL), el proyecto Zero Brine de gestión de salmuera (explicado por Miquel Rovira, Director de Sostenibilidad de EURECAT-CTM), el también ambicioso Plan Director de Agua Regenerada del Consorci Besós-Tordera (detallado por Pere Aguiló, Director de Operaciones del mismo consorcio) o el proyecto de reutilización de agua en la ciudad de Sabadell, una de las grandes ciudades de Catalunya con más de 200.000 habitantes y defendido por Jordi Vinyoles, Director de Saneamiento del Grupo CASSA.

Pere Aguiló explicando el PDAR del Consorci Besòs-Tordera

4. Economía Circular

Quim Comas y la revolución 5.0

Y llegué a la última sesión por la tarde del jueves ya un poco cansado a causa de no haberme perdido casi ninguna ponencia, pero con las ganas intactas de escuchar la presentación sobre las cuatro revoluciones en la historia del agua del Dr. Joaquim Comas, Investigador Senior en el ICRA y profesor de la UdG. Su speech destacó por varios detalles llenos de ironía mientras nos iba desgranando los diferentes hitos en gestión y consumo del agua a lo largo de la historia.

La siguiente ponencia tuvo un presentador muy especial, Xavier Marcet, Presidente de Lead to Change y consultor en estrategia, innovación y emprendimiento corporativo, el cual nos invitó a pensar que la apuesta por la Economía Circular en Europa es la esperanza para que el continente no quede fuera de juego en los tiempos que vienen a nivel mundial, aunque también dejo una advertencia: no hagamos como en las smart cities, pues estas sólo han sido un gran campo de pruebas piloto sin ir más allá.

También destacar la existencia de otra sala de conferencias (la BETA) en las cuales también hubo presentaciones cortas muy interesantes. Una de ellas fue la de Marc Terés, Técnico de Gestión del Saneamiento en la Agència Catalana de l’Aigua, el cual nos explicó el proyecto LIFE Saving-E, basado en el cambio de paradigma de las EDARs consumidoras de energía a productoras de energía mediante bacterias ANAMMOX.

Marc Terés al inicio de la charla

Para finalizar el congreso y después de las conclusiones se dieron los Premios del Agua, uno de los cuales fue a parar al remodelado Máster en Ciencia y Tecnología de los Recursos Hídricos de la Universitat de Girona. Los Dres. Ignasi Rodríguez-Roda (ICRA) y Jesús Colprim (LEQUIA) fueron los encargados de recoger el premio. Aquí el discurso del Dr. Rodríguez-Roda:

Y por mi parte nada más, sólo añadir que disfruté mucho de las dos jornadas del Congreso pero que quizás en ciertos momentos tuve un punto de sobresaturación por exceso de charlas, además de que bastantes coincidían en el tiempo. De todas formas este pequeño inconveniente pone de relieve el buen momento actual que atraviesa el sector…aprovechémoslo! Ya que nunca se sabe cuando va a llegar la próxima sequía 😉

Continúa leyendo III Congreso del Agua en Catalunya

Panel de expertos por el agua regenerada

Detalle de la ERA del Prat de Llobregat. Fuente: Área Metropolitana de Barcelona

El pasado 21 de noviembre se reunió por vez primera el Panel de Expertos encargado de estudiar la posibilidad de transportar el agua regenerada de la EDAR del Prat de Llobregat hasta al tramo final del río Llobregat, con el objetivo de aumentar la garantía hídrica más allá de los periodos de sequía.

El panel de expertos en la primera reunión. Fuente: ACA

Actualmente el área metropolitana se abastece de un mix triple de aguas de diferentes orígenes:

  • Subterráneas
  • Superficiales
  • Desalinizadas

El objetivo del estudio que se ha puesto en marcha añadiría un cuarto origen, las aguas provenientes de la Estación Regeneradora de Aguas o ERA. Esta instalación dispone de un tratamiento terciario que produce un agua de calidad lo suficientemente buena como para verterse aguas arriba del río Llobregat, con el objetivo de ser captada por la potabilizadora de Sant Joan Despí. La entrada en vigor del nuevo Plan de Sequía refuerza esta tesis con la previsión de activar este procedimiento cuando las reservas de los embalses en Catalunya estén por debajo del 25%. Aún así, y en previsión de un aumento progresivo del estrés hídrico la administración catalana se plantea dar un paso más: aportar agua regenerada al río durante todo el año de forma independiente a las reservas de los pantanos.

La viabilidad técnica ya está presente, la sanitaria también, sólo falta el visto bueno de los expertos para confirmarlo y poder cerrar el círculo en beneficio de todos.

Fuente: Agència Catalana de l’Aigua

Continúa leyendo Panel de expertos por el agua regenerada

Reutilización: tipos, gestión y visión estratégica

Heraclito de Efeso

Friedrich Nietzsche

LINEAL O CIRCULAR?

«Un hombre no puede bañarse dos veces en el mismo río» Esta frase, atribuida al filósofo presocrático Heráclito de Efeso, trata de que todo está siempre en movimiento, el tiempo pasa y todo cambia: nosotros y también el río. Cuando volvemos a bañarnos esta ya no es la misma, ni sus partículas, ni los minerales que lo acompañan… ni siquiera los átomos de hidrógeno y oxígeno. Esta concepción lineal del paso del tiempo no mezcla bien con conceptos como agua reciclada, regenerada o reutilizada pero si bien esta frase daría para una buena conversación entre amigos aficionados a la Filosofía, en este caso quizás encaja mejor una concepción circular como la Friedrich Nietzsche y su Eterno Retorno.

Aplicado al ciclo del agua, la idea circular del filósofo alemán quedaría así: a lo largo del cauce de un río hay varias poblaciones, la primera capta el agua, la utiliza, la vierte al alcantarillado, la depura mediante EDAR y la devuelve al mismo río pero aguas abajo donde, a continuación, el siguiente pueblo hará el mismo procedimiento… y así hasta la llegada de este río a su desembocadura. De este modo, la misma agua es captada, usada, ensuciada y limpiada para volver a empezar en otro punto del curso del río hasta su desembocadura, donde pasará a formar parte de un ciclo más grande que la traerá de vuelta mediante la evaporación y lluvia al nacimiento del río.

Explicados los fundamentos conceptuales, es el momento de poner en práctica dos tipos de reutilización de aguas superficiales para riego: en un caso tenemos una reutilización no planificada o simplemente «de facto» y en el otro una de consciente o planificada. Cómo funciona cada una? Lo explico en base al documento «Characterization of unplanned water reuse in the EU», de la Universidad Técnica de Munich.

Reutilización no planificada del agua

O también denominada «de facto» es la que se produce, por ejemplo, cuando se consume el agua del río en un punto aguas abajo donde previamente una EDAR vierte su agua depurada. En función de los caudales del río y el efluente de la depuradora se producirá un mayor o menor efecto de dilución. Dicho esto, hay dos factores importantes a tener en cuenta:

  • La relación de caudales del agua depurada y el agua del río provocan que el efecto dilución sea más o menos importante. En el caso del esquema es 5/95 pero se puede dar la situación inversa.
  • Derivado del primer punto, si un 80-90% del caudal es agua depurada para un 10-20% del río, aunque la EDAR cumpla con los límites legales de vertido habrá muy poca dilución, provocando una concentración más alta de contaminantes persistentes (antibióticos, derivados del plástico, detergentes, etc.) y microorganismos como E. coli. Esta situación es consecuencia de que la ley no contempla la eliminación ni reducción de estos parámetros para los efluentes de agua depurada.

Reutilización planificada del agua

En este caso tenemos una EDAR que proporciona una parte de su agua depurada a usuarios interesados para riego de cultivos. Aquí previamente se pone en marcha una solicitud administrativa basada en la legislación RD 1620/2007 donde se incluyen unos parámetros límite. Para cumplir con estos la depuradora dispone de un tratamiento terciario compuesto por un sistema de filtración y desinfección que hace que el agua acabe siendo apta para el uso en cuestión.

Un recurso más para la gestión hídrica

Comparando los riesgos asociados a los dos tipos de reutilización, queda claro que en el caso de la no planificada nos encontramos con un fenómeno inevitable que abre muchos interrogantes de cara a la propia seguridad de su uso. Además, normalmente las aguas superficiales captadas para potabilización suelen ser de peor calidad que las del terciario de una EDAR, es por eso que tiene todo el sentido del mundo reconducir el agua regenerada de la EDAR del Prat de Llobregat a la cabecera de la potabilizadora de Sant Joan Despí para convertirse en un recurso extra de 2m3/s en épocas de sequía.

Una reflexión final

El tiempo dirá si las intenciones del actual gobierno catalán forman parte del tacticismo habitual de nuestros políticos o van más allá en una visión estratégica en materia de gestión hídrica. Si la segunda idea es cierta bienvenidos sean todos los esfuerzos para cerrar el círculo. Nietzsche estaría muy satisfecho de ello.

Continúa leyendo Reutilización: tipos, gestión y visión estratégica